Empiezo con esta frase que no es mía y se la escuche a Roberto Iniesta por primera vez. “Desde la sabiduría que me da el fracaso” Esta frase define mucho lo que ha sido mi vida, no en mi época digital si no siempre. El fracaso es la única cosa que nos obliga a seguir adelante y lo más importante nos obliga a aprender. En la cultura Asiática, el errar en un negocio no es un síntoma de  fallar en la vida, al revés se lo toman como un aprendizaje más, una forma de evolucionar en lo profesional y llegar al éxito.

Extrapolando esto a mi mundo digital, en uno de mis post que escribí de mi blog hablaba de sí, es fácil ganar dinero por Internet, la respuesta creo que es sencilla. Nada es fácil en la vida, ni ganar dinero dentro o fuera de Internet. Para ambos casos el esfuerzo es obligatorio.

¿Cuántas veces me he caído y me he levantado?

Decir que, el mundo de Internet y del SEO es complicado, que cuesta mucho hacerte un hueco en el mercado, ya sea para tener tu cartera de clientes, como para montar cualquier tipo de proyecto personal, que te de la libertad financiera que puede dar un trabajo digno.

altavozPodría decir que he tenido muchos proyectos desde el año 2011. Ya lo he contado en mi primer post de presentación. Lo podéis leer aquí. Como empecé con una tienda de chinos que vendía 10€ al mes, más que suficiente, no por la pasta, que no era nada, pero si por la sabiduría. Eso si el primer fracaso. Empecé en el mundillo SEO por el fracaso, si no vendía, estaba fracasando, y quería saber el porqué de ese fracaso, entonces vi que había otras webs que estaban delante mía, 200 posiciones en el buscador de Google.

Gracias al fracaso de la web china, me centre en algo, quería estar en la primera página de Google. Leer y leer, hasta que lees demasiado y empiezas a ver chiquillos que dicen que están forrados, con afiliados, nichos y miles de cosas, cosas, que materialmente ya no da tiempo aprender aunque volvieras a nacer mil veces.

Desde la sabiduría que me da el fracaso

¿Cómo conseguí centrarme?

Después de muchos proyectos basura, donde seguía sin ganar dinero, el fracaso de esto me iba dando sabiduría por otro lado, experiencia. Ese momento fue duro, tenía un trabajo que odiaba, y quería vivir de Internet, pero nada me salía. Me costaba horrores saber que podía hacer, y de que podía vivir. Cree varias webs de afiliación, amazon, hostgator. Y nada no daban ni para pipas.

Seguía leyendo a gurús que vivían como reyes, en su casa, eso es lo que buscaba yo, trabajar en mi casa, solo eso, por lo mismo que ganaba en la obra. Sin pasar ni frío ni calor. Eso sí, de rendirme nada, y al final se va a cumplir uno de los dichos, el que la sigue la consigue.

Por casualidad empecé con un curso donde se daba una clase de cómo ganar dinero rápido, y esto si me salió bien, muy bien. Era un sistema de ventas de hosting por afiliación y cada venta generaba 105$ por cliente, conseguí  10 ventas en cuestión de una semana, en un mes me ingresaban 1000€ en mi cuenta de Paypal. Eso fue el primer premio que obtuve a creer en Internet, en mi esfuerzo y lo que ya me dio el empujón necesario para seguir.

Como casi todos empecé a escribir textos, a venderlos por 2 míseros €uros las 600 palabras, lo considero bien pagado, porque siempre se me dio mal escribir y eso me dio algún extra de dinero más. Y conocer a clientes que me ofrecieron hacer 30 textos diarios de 300 palabras, durante meses, de lunes a viernes. Lógicamente ese fue el primer contacto con ser encargado en un proyecto digital, tuve que contratar a medio barrio para hacer textos.

El SEO

Me centre en el SEO porque me gustaba, y acudiendo a eventos, bueno a eventos, a encuentros diría yo, con todo aquel que me fui encontrando me iba echando una mano, además de poner la oreja en cada cosa que se decía o se contaba en esos encuentros.

Primeros clientes

Dicen que un tuerto es el rey, en el país de los ciegos, pues en mi barrio era el REY, por lo que me fue muy fácil hacer 4 web, y llevar el posicionamiento de esos clientes. Los cuales eran sencillos de posicionar muy poca competencia.  Los más importante es que a mis clientes les sonaba el teléfono, suficiente para que todos los meses aflojaran la billetera.

Ya tenía asegurado 1000€/ mes, era muy poco aún, no podía hacerme autónomo de momento, es más seguía trabajando en mi anterior trabajo de albañil. Llegaba a las 6 de la tarde a casa y me liaba con mis clientes digitales.

clientesPor esa época se empezaba hablar de las PBN, redes de blogs privadas, al principio nos unimos unos pocos aportando 2 o tres blogs cada uno donde poner reseñas con enlaces. De ahí empecé a vender enlaces, a diestro y siniestro. Ya iba subiendo las ganancias, pero también empezaba la necesidad de inversión, más blogs, hosting, dominios, herramientas, textos. Poco a poco todo eso fue pagándose solo, y sobraba algo, para comprar enlaces o para no gastar en la compra de enlaces de mis proyectos.

Solté todos mis proyectos propios viejos y fracasados, casi casi, tenía claro lo que quería hacer, SEO. Eso me ha dado de comer e independencia laboral durante los últimos 4 años, hasta que me ficho una empresa donde les hacía falta un tuerto para llevar todo lo que oliese a Internet, les daba igual una web, que un disco duro, yo era el encargado de todo. No me quejaba, 1500€, tres pagas, curraba 6 horas y en esas 6 horas podía trabajar mis proyectos. (Un chollo verdad) Pues si lo era, incluso y de esto es testigo Julio Rodriguez Cruz (@thisjrodriguez), me pagaban un piso en Alicante en urbanización Privada, y trabajaba 6 horas al día. Alguien da más.

mis primeros clientes

El fin de mi vida laboral fuera de Internet

Eso por motivos dispares se fue al garete, mis jefes a la cárcel, y nosotros los empleados sin un duro a la calle, de un minuto a otro, pero bueno yo ya me había consolidado con muchos negocios. Desde la fundación de UNANCOR a varios proyectos en paralelo, podía decir que vivía bien, para mi bien, repito era trabajar en mi casa, con un sueldo decente.

¿Cómo siguió el cuento?

Una vez abandonado Unancor, yo ya venía vendiendo enlaces desde  hace tiempo, haciendo el negocio más antiguo que existe en el mundo, es lo que tiene ser de barrio, comprar barato y vender un poco más caro y lo que queda en el medio era mi comisión.

Esa profesión, la de “vendedor de enlaces en medios” es la que me da de comer y aporta mis mayores ingresos, con  clientes extranjeros y clientes fieles de España que siguen confiando en mí, a los cuales les doy las gracias sigo trabajando por y para ellos.

Acabo de lanzar una nueva web, porque estaba un poco cansado de trabajar con hojas de cálculo de DRIVE, seguro que tú que estás leyendo esto has tenido mis hojas de DRIVE dando vueltas con más de 25 mil medios, una locura, ahora todo es mucho más sencillo, la puedes visitar aquí.

Resumiendo

Decir que llegar y besar el santo, poca gente lo habrá conseguido, todo lleva un trabajo enorme, de fracasos primero y de éxitos algunas veces después, es importante que sigáis con vuestras ilusiones y poniendo todo lo que podáis de vuestra parte y seguro que llegareis a donde queráis.

pensarImportante es la visibilidad, que se os vea, y que se os vea con ganas de trabajar, de contribuir y de ser legal. En esta profesión me encontrado de todo, pero el 99% de las personas con las que me he cruzado me han enseñado algo desinteresadamente.

Esto será otro post, dar las gracias a personas que me han ayudado en muchas ocasiones en las cuales me quedaba pillado y sin salida.

Llámeme ahora
+
Llámeme
Share This

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar